Jardin de Noticias

Nuestra Señora Gaucha del Mate

¿Conocemos su historia?

En el gesto de tomar el mate, se expresa el símbolo de familia, amistad, unidad, encuentro, compartir, lo mismo entre hermanos y amigos, un gesto muy lleno de contenido humano, cristiano. ¿Por qué entonces no compartirlo también con nuestra Madre y Ella con nosotros, sus hijos, acercándola y poniéndola muy dentro del hogar, en la cocina, con el mate entre sus manos como bendiciendo a la vez y santificando todo lo humano nuestro?
A diferencia de lo que ocurre normalmente, esta advocación no tiene su origen en una aparición o un hecho milagroso, sino que nació para cristalizar el amor de los argentinos sienten por esta bebida que nos permite compartir charlas y buenos momentos.
Pero la Virgen del Mate no tiene una imagen única, sino que son múltiples, incluyendo cuadros, óleos, e incluso estatuas.
Cuando Juan Pablo II visitó la Argentina le obsequiaron numerosos mates, desde simples calabazas hasta mates de plata y oro, y se le convidó esta maravillosa infusión. En un escrito que el Papa entregó a Monseñor Lino Zanini el 1º de Mayo de 1993, puede leerse: «De todo corazón otorgamos la implorada bendición apostólica, bajo los auspicios de Nuestra Señora del Mate».
Varios religiosos, entre los que se encuentran el padre Mamerto Menapace, Monseñor Estanislao Esteban Karlic y Monseñor Lucas Donnelly, han destacado la importancia de la Virgen Gaucha del Mate como reflejo de la cultura de este rincón de América.
El presbítero Domingo Lancellotti, uno de los promotores de esta advocación, dijo que «esta nueva imagen de la Virgen, de ropas comunes y simples, con el cotidiano gesto de servir un mate al lado del brasero… se instala a primera vista en el corazón de cualquier cristiano de estas tierras, que entiende como nadie la solidaridad y la comunión que el mismo encierra… y es inmediato el afecto que la gente siente ante la bella y querible imagen de la Virgen Gaucha del Mate…»
Oración
                                                                                                                                                      María del Buen Mate

Del mate de las frías madrugadas,

del mate de las tardes otoñales,

del mate de las noches de estudiantes,

del mate de la espera…

María del Buen Mate

del mate del amigo y del encuentro

del mate que reemplaza los almuerzos

del mate que calienta los inviernos,

del mate que reúne y que celebra…

María del Buen Mate

del mate oportuno en la visita,

del mate silencioso en los abuelos,

del mate espumoso de la rueda,

del mate que no hace diferencias…

María del Buen Mate

del mate que está siempre dispuesto,

del mate que nunca se resiente,

del mate que se alegra en ser usado,

del mate que se brinda a cada hora…

María del Buen Mate

enséñanos a tomar mate

que no sea el mate frío de la rutina,

que sea el mate del amor fraterno

que nos deje sabor a vida nueva.

Que sea el mate “que pierde tiempo”

cuando hay otro que quiere compartirlo.

Que sea el mate que celebre siempre

al amigo oportuno que se acerca,

que sea el mate creador de espacios

donde el otro encuentre la paz y la confianza

que sea el mate que suavice las heridas

y acorte las horas de cansancio y soledades.

Que sea el mate una buena nueva,

un canto a la amistad,

un modo de amar y dar la vida.

Amén.

 Hna. María Virginia Gette. Misionera Sierva del Espíritu Santo.

(Convento Cristo Rey, Esperanza)

Fuentes consultadas 

http://diariopregon.blogspot.com.ar/2010/01/advocacion-de-nuestra-senora-gaucha-del.html

http://www.oleadajoven.org.ar/index.php/Articulos/9581/nuestra-se-ora-gaucha-del-mate

Te puede interesar

Día de la Bandera Provincial

BellaFlor

Día del Antropólogo: ¿por qué se celebra este 27 de julio?

BellaFlor

Arlt, la centralidad de una literatura hecha desde los márgenes: su legado según seis escritores

BellaFlor
Share via
WhatsApp chat