Jardin de Noticias

446° Aniversario de la fundación de Santa Fe

Garay, observaba las costas del Paraná.

La margen izquierda era alta, ondulosa, fértil. La margen derecha era baja, anegadiza y se perdía entre el laberinto de los arroyos y la maraña densa de las islas.

La margen izquierda estaba defendida por la muralla de sus barrancas, mientras la margen derecha se agazapaba entre los árboles esperando el inexorable castigo de las inundaciones. Sin embargo, Garay se internó en un brazo del Paraná sobre la margen derecha y fundó Santa Fe, del lado de «la tierra», para que por su puerta entraran los hombres de Asunción siguiendo el mejor camino que les llevaba al Perú.

No fue un acto solemne y espectacular como el de las fundaciones evocadas por los cuadros de historia.

No hubo allí gente arrodillada, ni besos a la tierra, ni brazos eclesiásticos bendiciendo el ámbito de  la nueva ciudad, que, lo dice el mismo Garay, » no hubo uno que quisiera ir a aquella miseria».

No se hizo tampoco alarde militar ni ostentación de armas, que solo llevaban algunas espadas mal templadas y algunos arcabuces paraguayos; ni lucieron allí tampoco los pintorescos trajes de época, que los compañeros del fundador iban tan sucios y andrajosos, lo dice Juan Alvarez en su «Ensayo sobre la Historia de Santa Fe», que los indios les llamaban los ahumados.

Fuente: Agustín Zapata Gollan. Las Puertas de la tierra.

 

Te puede interesar

Día de la Bandera Provincial

BellaFlor

Día del Antropólogo: ¿por qué se celebra este 27 de julio?

BellaFlor

Arlt, la centralidad de una literatura hecha desde los márgenes: su legado según seis escritores

BellaFlor
Share via
WhatsApp chat