Jardin de Noticias

Cerca de convertirse en Patrimonio de la Humanidad

Las pinturas rupestres halladas impactan por sus relevamientos de la vida cotidiana. 

La presencia de Francesco Bandarin, subdirector general de Unesco para la Cultura, permitió a la Comisión Nacional de Patrimonio y a las autoridades del área en Santa Cruz conocer, de primera mano, sus impresiones sobre Charcamata y la Cueva de las Manos, dos sitios arqueológicos de gran riqueza patrimonial e histórica. La región es de una gran belleza desde la perspectiva geográfica y cultural, aunque Charcamata cuenta con menos visitantes dadas las dificultades de acceso, lo que de algún modo lo protege.

A Bandarin lo acompañaron autoridades de la municipalidad de Perito Moreno, que realiza tareas de conservación en la zona, así como de la ONG Flora y Fauna, propietaria de las tierras del conjunto arqueológico de la Cueva de las Manos. Visitó las obras del Museo Carlos Gradin, arqueólogo fundamental en el descubrimiento del sitio en el Río Pinturas, con quien trabajó largamente Carlos Aschero, donde hoy funciona un reservorio de piezas con las que trabajan los arqueólogos que llegan a la zona.

El Alero Charcamata dista 80 km de Perito Moreno. Junto a Aschero y un equipo de arqueólogos, y una inesperada comitiva de 40 personas, entre las que había guías, turistas y un equipo de la TV pública, Bandarin se mostró conmovido y de inmediato expresó que era razonable extender la declaratoria de patrimonio cultural de la Humanidad, con la que cuenta desde hace casi 20 años la Cueva de las Manos.

Ante las pinturas rupestres de hace más de 5400 años, en las que se observan figuras humanas, animales e instrumentos de caza en diversas formas, Bandarin dijo: “Estoy muy emocionado; en este lugar extraordinario donde se descubre el origen del hombre, se ven estos trazos de personas que pasaron hace miles y miles de años, y que han dejado un imaginario y un diseño muy impresionante”.

Subrayó que es “uno de los sitios arquelógicos más importantes de todas las Américas y también a nivel mundial, por eso es que es candidato a ser parte del gran conjunto de la Cueva de las Manos. Me parece que este lugar conservó siempre su carácter natural y la calidad de sus representaciones como un complemento necesario. Charcamata es parte del mismo proceso, de la misma manera de manifestarse, de ocupar un territorio y de representación cultural y de dejar trazos de un mismo pasado”.

Entonces, agregó el funcionario de Unesco, “no sólo es un sitio emocionante, sino que es necesario para incluirlo en la lista de patrimonio mundial. Apoyamos mucho el proceso que se está llevando a cabo en la Argentina, tanto desde el gobierno nacional como desde la provincia, para incluirlo”. Bandarin agregó que tal declaratoria extendida aumentaría la protección del Alero de Charcamata. “Pero también mostraría al mundo no sólo un elemento, sino un sistema muy extenso a nivel territorial, para protegerlo mejor, pues hablamos de cinco mil o seis mil kilómetros cuadrados”.

Bandarin expresó su voluntad de trabajar a nivel internacional para que Charcamata llegue a la lista patrimonio protegido y que se conozca como representativo de una cultura que existió hace miles de años. Consultado sobre si sabía quiénes habían sido los pueblos nativos que dejaron rastros de tanta belleza como testimonio de su cultura, dijo desconocerlo, tal como el arqueólogo Carlos Aschero ya lo había manifestado. “No sabemos mucho de la identidad y los arqueólogos nos han explicado lo que han podido saber e interpretar. Estos sitios siempre conservan un poco de misterio”, señaló.

Pero también dijo que en “los sitios prehistóricos esto ocurre en general. Ahora desde hace unos 15 años Unesco está muy sensibilizada con el patrimonio prehistórico y hay una razón muy simple: si usted mira la lista de patrimonio mundial son mil y pico de sitios protegidos, pero de la parte prehistórica, que es la más larga de la vida de la humanidad, son muy pocos. Hemos iniciado un programa que se llama de ‘evolución humana’, cuyo objetivo es facilitar la inscripción de sitios prehistóricos y paleontológicos para que estén mejor representados en la lista mundial”.

Bandarin, que en Unesco tiene mandato hasta fines de febrero de 2018, mostró conocer la riqueza patrimonial latinoamericana: “Hay muchos sitios de importancia, como en Brasil Sierra de Capivara, pero en particular este de Charcamata y la Cueva de las Manos está a la altura de los grandes sitios de arte rupestre de Europa, por sus paisajes, sus registros de una cultura de cazadores. Por lo que estamos trabajando en la revalorización y protección de este lugar, que es muy singular”.

Fuente: https://www.clarin.com/revista-enie/ideas/cerca-convertirse-patrimonio-humanidad_0_SydNnPqRb.html

Te puede interesar

Día de la Bandera Provincial

BellaFlor

Día del Antropólogo: ¿por qué se celebra este 27 de julio?

BellaFlor

Arlt, la centralidad de una literatura hecha desde los márgenes: su legado según seis escritores

BellaFlor
WhatsApp chat