Jardin de Noticias

Conmovedora evocación a Jacinto de su hijo Gregorio

En la madrugada del 25 de octubre de 1991, en un accidente automovilístico en las cercanías de San Carlos, se apagó la voz de Ricardo Manuel Gómez Oroná, Jacinto Piedra. Su hijo mayor, desde Munich, donde vive, habló con EL LIBERAL.

Hoy, a 25 años de la trágica muerte de Ricardo Manuel Gómez Oroná, Jacinto Piedra, su hijo Gregorio Gómez Oroná Cantos, desde la ciudad alemana de Munich, donde vive, en exclusiva, lo recordó a través de EL LIBERAL.

«Tu estrella sigue brillando en mi camino, caminando hacia ese rumbo que me lleva a tu destino, donde pocos pueden alcanzar y tocar el alma de un pueblo alumbrando sus caminos», destacó el también músico.

«Vos ya caminaste descalzo conmigo, por carreteras, caminos y piedras calientes. En la noche fresca me enseñaste a pisar y sentir Latinoamérica con pies descalzos. Tus pies ya no pisan esta tierra bendita de algarrobo, coyuyo y sal, los remolinos de tierra ya no juegan con tus pelos enredando la magia de tu canto, risa y llanto», añadió un emocionado Gregorio.

«Ya no andas los caminos polvorientos que te llevaron caminando lejos a tus encuentros. Ahora estás sentado con orgullo en el canto de tu pueblo. Las semillas de tu magia florecen por doquier, dando pura sangre nueva para ver un mejor nuevo amanecer», puntualizó en su conmovedora evocación de la figura del autor de «Te voy a contar un sueño», «Canción del quenero» y «Chacarera del amor», entre otros himnos que hoy florecen por doquier.

El sueño de Gregorio

Al igual que su padre, hombre comprometido con el arte como estandarte de lucha, Gregorio sueña con hacer conocer la música de su papá por el mundo. «Uno de mis sueños y metas a cumplir sería algún día retomar y revivir con aires más frescos la música de mi viejo junto a mi hermano Francisco (cantante) y llevarla a conocer por el mundo», dijo Gregorio en una entrevista exclusiva con EL LIBERAL.

Cuando Jacinto murió en el accidente automovilístico en las cercanías de San Carlos, Gregorio tenía 8 años. Y es el mayor de los tres hijos que tuvo Jacinto, fruto del amor con Irene Cantos. Los otros dos son Francisco y Manuel. «Quizás heredé de mi padre esa pasión y compromiso con el arte como estandarte de lucha y cambio de conciencias. Si tuviera que rescatar alguna enseñanza de mi padre, que la he aplicado en mí mismo, es que cada cantor, músico o artista, si se considera artista, tiene que buscar su propio camino, su propia identidad, manera de trabajar y expresar el mensaje que quiera dar. Sólo así te conviertes en artista, y ése es el camino que estoy siguiendo en Alemania», reflexionó.

«El arte, los sueños, caerse y levantarse, sabiduría y dignidad, amor a la vida, expansión y creación, vivir», es la filosofía de Gregorio Gómez Oroná Cantos.

Desde el 2010, Gregorio está radicado en Munich, mientras que sus hermanos Francisco y Manuel, viven en la Comunidad Valenciana, una comunidad autónoma española.

Fuente: http://www.elliberal.com.ar/noticia/296798/conmovedora-evocacion-jacinto-hijo-gregorio

Te puede interesar

Día de la Bandera Provincial

BellaFlor

Día del Antropólogo: ¿por qué se celebra este 27 de julio?

BellaFlor

Arlt, la centralidad de una literatura hecha desde los márgenes: su legado según seis escritores

BellaFlor
WhatsApp chat