Jardin de Noticias

Tributo a Don Lázaro Flury

En un nuevo aniversario de su nacimiento, recordamos al gran folklorólogo, escritor y americanista santafesino.

Hoy, 27 de enero y aquí en Cosquín, evoco la figura de don Lázaro Flury, porque mucho fue lo que le dio a Cosquín, precisamente,  este gran investigador, escritor, periodista y docente. Y había nacido un 27 de enero de 1909 en San Martín de las Escobas, Santa Fe.

Flury dejó una obra literaria riquísima, centrada en las temáticas indígena y folklórica, que aún es necesario conocer. Pero, en este caso, y para estar acorde a la rigurosa actualidad, me pareció importante sacar a luz una de sus tareas importantes: la Reseña Histórica del Ateneo Folklórico de Cosquín, publicada en forma de cuadernos. Y ¿por qué hablo de rigurosa actualidad? Porque justamente desde ayer domingo 26  se está realizando en esta ciudad el Congreso del Ser Argentino y su cultura cuya problemática central enfoca la Ley de Enseñanza del Folklore en las Escuelas.

¿La relación con el trabajo de recopilación de don Lázaro? La verán cuando les transcriba una parte. Flury explica que, dentro de la comisión del Festival, hubo un grupo de visionarios “que comprendieron que para apuntalar teóricamente el festival recreativo, era menester el aporte técnico a cargo de especialistas en la ciencia folklórica…”. Se hizo, entonces, una convocatoria. ¿Cuándo? El 26 de enero de 1962.

Sí, leyó bien. 1962. Y allí se aprobó también una Declaración “difundida a los cuatro rumbos del país”. Entre otros pasajes, la referida Declaración expresaba: “El Ateneo Folklórico de Cosquín se dirigirá a todas las autoridades del país, haciéndoles llegar este pronunciamiento y señalándoles la necesidad de que en los planes de educación primaria se incluya cuanto se refiera a nuestra cultura popular, particularmente en los temas de idioma nacional, historia, geografía, naturaleza y música. Igualmente pedimos que se tenga en cuenta esta preocupación en los planes secundarios, universitarios y de especialización”. 1962.

En un párrafo anterior,  aludiendo al “acervo cultural de nuestro pueblo”, puede leerse: “(….) Que el culto del folklore es tan importante para mantener despierto y fortalecer el ser nacional como la enseñanza de las primeras letras para la culturización colectiva”. Extractado de la Reseña mencionada, Cuaderno Nº 1- Desde 1962 a 1966.

Es vasta la tarea cultural de Lázaro Flury. No alcanza este breve espacio de evocación. Sólo elijo agregar que contribuyó al estudio del hombre americano y a la defensa de los pueblos originarios. Y actuó en su defensa de manera concreta, con acciones. Destacó el valor del símbolo en nuestra artesanía.  Fue también maestro, periodista y escritor: difundía su obra con la palabra escrita, a través de sus libros,  y con la palabra hablada, en conferencias, cursos y como profesor en la Universidad. Precisamente en Rosario ingresó por concurso en 1955 a lo que en ese momento era la Universidad Nacional del Litoral, para dictar las cátedras de Folklore e Historia de la Música Argentina. Un año más tarde, fue convocado para organizar la cátedra de Investigación Folklórica en la ciudad de Santa Fe.

Para este nuevo 27 de enero, dejo aquí esta entrega. Con todo respeto, por don Lázaro y por quienes, como él, hicieron un aporte valioso a la memoria americana.

Marta Bruno

En Cosquín, 27 de enero de 2020

Te puede interesar

Día del Antropólogo: ¿por qué se celebra este 27 de julio?

BellaFlor

Arlt, la centralidad de una literatura hecha desde los márgenes: su legado según seis escritores

BellaFlor

La mesa de la nona

BellaFlor
Share via
WhatsApp chat